NO BRAIN NO GAIN


en categoría Deporte y alimentaciĆ³n


 

Colaboración de Grabriel Garrido Blanca (@GPlusTraining//@DoTraining), graduado en CCAFD, entrenador personal, preparador físico del Equipo de lucha Olímpica de España, Estudiante de Máster en Nutrición, Pre-Doctoral en ciencias del deporte.

 

 

Estamos en marzo, situación intermedia para la famosa “operación bikini”, pero no será hasta después de semana santa/ mayo (dependiendo de cada persona) cuando nos entran los agobios por intentar perder peso, ¡si perder peso! La dichosa obsesión que tiene todo el mundo con el peso, dándole igual que dicho peso se pierda por musculo, agua o lo que de verdad debería orientarse ese proceso que es la pérdida de grasa. En definitiva quiero bajar kilos y me da igual de donde, solo me importa bajar un número y esto no es lo adecuado.

 

Hoy en día tenemos un gran abanico de posibilidades en la búsqueda de información, bases de datos, google, youtube, blogs, etc. Nos bombardean con información constante y muy diferente entre sí para este proceso que es la perdida de grasa corporal y que no debemos olvidar que es un proceso multifactorial en el que gran cantidad de factores , como sexo, status de entrenamiento, nutrición, descanso, presencia de medicamentos, estado psicológico, tipo de entrenamiento/actividad física, composición corporal, etc. pueden influir.

Tanto es así que incluso a igualdad de estos factores la predisposición genética es muy importante y si hablamos de nutrigenética y nutrigenómica nos agobiaríamos aun más.

Una frase que siempre aplico es la de que "todos los caminos conducen a Roma", y en este contexto en la pérdida de grasa corporal se puede plantear desde distintas metodologías, de hecho en el deporte podemos ver como muchos atletas entrenan de manera diferente pero consiguen puntos de grasa corporal bajos respecto a la población normal. Ahora bien ¿Cuánto tiempo me va a llevar a mí conseguir todo esto?

Lo primero y fundamental es la ganancia de masa muscular que va a permitir elevar nuestro gasto metabólico basal, además de otros factores que mejoran la perdida de grasa corporal. Es por ello que el entrenamiento de fuerza es un gran aliado tanto en hombres como en mujeres (Si chicas tranquilas, no estaréis petadas como nosotros, que no generáis tanta testosterona wink). Otro aliado fundamental es el entrenamiento interválico de alta intensidad (HIIT) que nos permite una mayor pérdida de grasa corporal con un menor volumen de entrenamiento respecto a entrenamientos de fondo como se pueden dar en disciplinas como ciclismo, natación, atletismo, etc.

Como podréis ver la combinación más eficiente sería la de trabajo de fuerza junto con HIIT, pero ojo no se tratan de cambios de un mes de trabajo y me doy por rendido, ¿cuántos años de tu vida has tenido comportamientos sedentarios? ¿Cuántos años una incorrecta nutrición? Todo lo que hayas hecho anteriormente repercutirá en el tiempo en que tu organismo se adapte y vaya generando estos cambios.

Es por ello que no podemos dar recetas sobre cuantas series, repeticiones, tiempo de trabajo, consumo de oxígeno, nutrición, etc. a la hora de dar recomendaciones ya que lo primero de todo es la individualización y realizar una evaluación inicial ya que cada persona es un mundo por tanto hay que entrenar con cabeza para ganar. NO BRAIN, NO GAIN

 

 

 

 

0 Comentarios

Tags:

Usted no tiene comentarios !


Deja un comentario