¿Dieta saludable y dieta equilibrada?


en categoría Salud, Ciencia y Divulgacion


Siempre hemos escuchado que lo fundamental para llevar un estilo de vida saludable es ser capaces de mantener una dieta saludable y equilibrada. En primer lugar, cuando escuchamos la palabra "dieta" se nos viene a la cabeza un régimen de pérdida de peso, de duración limitada y características tediosas (porque nos limita el comer cierto tipo de alimentos). Pues bien, el término de dieta viene definido tal que así en el diccionario de la Real Academia Española (RAE):

  1. Régimen que semanda observar a los enfermos o convalecientes en el comer y beber, y por ext., esta comida y bebida.
  2. Conjunto de sustancias que regularmente se ingieren como alimento.
  3. Privación completa de comer.

Podemos ver que de las 3 acepciones hay una que puede considerarse como la acepción "biológica", que es la segunda. "Conjunto de sustancias que regularmente se ingieren como alimento". Ahí es donde reside la importancia del significado de dieta. Una dieta es algo mantenido en el tiempo, formado por una amplia y variada diversidad de alimentos que nos permiten alimentarnos diariamente.

Por tanto, dado que la dieta está formada por aquellos alimentos que ingerimos diariamente y con cierta frecuencia, podemos establecer el hecho de que una dieta sea más o menos saludable, y por consiguiente más o menos recomendable. Es por eso que los expertos sanitarios se refieren frecuentemente a los términos mencionados al inicio del post: Dieta saludable y equilibrada. Vamos a desmenuzar el primero de estos dos términos:

Dieta Saludable: Realmente, si nos paramos a pensarlo, ¿saben ustedes qué es realmente una "dieta saludable"? ¿Cuándo podemos considerar una dieta como tal, y cuándo no? ¿Existe algún consenso que aclare o determine lo que es exactamente? Vamos a ver lo que tenemos:

- Por un lado, lo que se conoce como Grupo de Revisión, Estudio y Posicionamiento de la Asociación Española de Dietistas-Nutricionistas (GREP-AEDN), que sería algo así como el consenso científico español de Dietistas-Nutricionistas, publicó en el año 2013 un documento en el que ofrecía una definición de dieta saludable, resaltando una serie de requisitos que había de tener una dieta para considerarse como tal:

  • → Satisfactoria                    
  • → Completa                       
  • → Suficiente                       
  • → Equilibrada                    
  • → Armónica                        
  • → Segura                           
  • → Adaptada
  • → Sostenible
  • → Asequible

 Bajo mi punto de vista, los requisitos que exige el GREP-AEDN no concuerdan en su totalidad con lo que debería (y repito bajo mi punto de vista) de ser una dieta saludable. Por ejemplo, encuentro innecesaria la cualidad de que la dieta sea asequible, sostenible e incluso satisfactoria (estamos de acuerdo, ha de ser satisfactoria, pero este requisito no lo metería  como requisito fundamental para considerar una dieta como saludable). ¿Armónica? Literalmente se refieren a este adjetivopara "mantener una proporción adecuada de macronutrientes"; poco específico y absurdo.

- Por otro lado, la Agencia Española de Consumo, Seguridad Alimentaria y Nutrición (AECOSAN) también nos brindó una definición en el año 2012, adjunto a su estrategia NAOS, de dieta saludable:

  • → Suficiente                     
  • → Completa y variada       
  • → Adecuada                     
  • → Adaptada                     

 Diréis, ¿qué genérico, no? Pues sí, mucho. Estas cuatro características por un lado están bien, porque tratan de sintetizar  las ideas para proporcionar una definición de dieta saludable, pero con la consecuencia de quedarse demasiado escuetos de información con respecto al público de a pie. Estos términos adjetivos son muy genéricos y similares entre sí, y si se lanza   este mensaje directamente a la población, puede causar cierta incertidumbre y confusión.

 

Por tanto, ya hemos visto lo que el consenso científico dice sobre qué características tenemos que tener en cuenta para considerar una dieta como saludable y hablar con propiedad, aunque es cierto que podemos no entenderlas del todo bien. Personalmente, para no caer en falsas definiciones de qué es realmente una dieta saludable, prefiero dar una recomendación fácil de seguir y de entender para todos ustedes. 

Hemos dicho al principio del post que, una dieta es algo mantenido en el tiempo, que nos permite ingerir una serie de alimentos que nos permiten alimentarnos diariamente. Pues bien, la coletilla de "saludable" es simplemente un apellido. Podemos decir así que una "dieta saludable" es aquella en la que los alimentos que ingerimos diariamente con el fin de alimentarnos (y nutrirnos, me permito añadir en esta definición) no repercuten de forma negativa sobre nuestra salud. Y diréis... ¿y qué tipo de alimentos son esos? Es sencillo. Hasta ahora, el consenso científico a nivel mundial es muy incongruente, no ha llegado a una conclusión con total rigurosidad. Pero en lo que sí parece estar todo el mundo de acuerdo, dados los resultados obtenidos en la inmensa mayoría de estudios realizados, es de que los productos de origen vegetal son los que de mejor manera repercuten en nuestra salud.

Así que es bien sencillo. No sigas pautas estrictas y genéricas para intentar llevar una dieta saludable ingiriendo alimentos que o no te gustan, o no te proporcionan todos los nutrientes que tu cuerpo necesita (las conocidas dietas milagro, que de milagro tienen el nombre). Incluye los productos de origen vegetal en tu día a día (frutas, verduras y hortalizas) y acompáñalas con proteínas y grasas de calidad (huevos, legumbres, pescado, frutos secos, carnes magras y preferiblemente blancas, aceite de oliva virgen extra...).

Dieta equilibrada: Es simplemente la adecuación de la proporción de los macronutrientes contenidos en los alimentos que componen nuestra dieta a unos parámetros estandarizados de: 55% Hidratos de carbono, 35% Lípidos y 15-20% Proteínas. El porcentaje hace referencia a la cantidad de calorías totales de la dieta en general. Es decir, de proteínas se "recomienda" que el 15-20% de las calorías totales sean aportadas por las proteínas.

Realmente, esto sí que me parece absurdo. El hecho de estandarizar unos porcentajes y decir que el que no se ajuste a ellos "no lo está haciendo bien" porque no está cumpliendo con los requisitos exigidos para llevar una dieta equilibrada me parece mal, muy mal. El cuerpo tiene que cubrir unas cantidades mínimas de dichos macronutrientes; una vez cubiertos esos mínimos, puedes completar las calorías que te queden, dicho de manera coloquial y clara: "DE LO QUE TE DÉ LA GANA", mientras sean fuentes de calidad y recomendables.

Siempre me gusta resaltar y mencionar un vídeo de un amigo mío, conocido seguramente por todos vosotros (y si no, os invito a leer su blog y seguirlo en rrss "Mi Dieta Cojea") que habla de la poca importancia que tienen las medidas estandarizadas de proporción de macronutrientes que incluye la definición de "dieta equilibrada". Os lo dejo por aquí, es la caña:

Quédense con una frase: "Tratar de diseñar una dieta como más saludable que otra teniendo en cuenta estos tres macronutrientes, es algo muy impreciso"

 

  • https://www.youtube.com/watch?v=CustmTTCfNE
0 Comentarios

Tags:

Usted no tiene comentarios !


Deja un comentario